La importancia de un nutricionista

Todos somos conscientes que llevar una dieta diaria equilibrada y sana no es un proceso fácil debido al ritmo de vida, las responsabilidades diarias, la cantidad de productos que existen en el mercado o la limitación de tiempo. Es por esto que se requiere de cierto asesoramiento por parte de profesionales expertos, es decir, de un nutricionista. De esta forma, seremos capaces de llevar una mejor dieta, que se adapte a nuestro metabolismo y nuestro estilo de vida, mejorando tu salud y evitando numerosas enfermedades. Pero, ¿sabemos realmente cuál es el papel que el nutricionista puede desempeñar en nuestra dieta diaria a lo largo de nuestra vida?

¿QUÉ ES UN NUTRICIONISTA? 

El nutricionista es un profesional en salud que nos orienta a seguir una alimentación y nutrición de forma personalizada. El nutricionista deberá tener en cuenta las necesidades, las características físicas y personales, estilo de vida y preferencias de cada uno. El objetivo de su labor, será promover la salud y el bienestar con el fin de solucionar los errores nutricionales que cometemos en nuestra dieta diaria.

El nutricionista evalúa el estado nutricional y así desarrolla un plan totalmente personalizado teniendo en cuenta las necesidades nutricionales e informaciones relevantes para llevar a cabo el plan.

DIFERENTES FASES Y NECESIDADES A LO LARGO DE NUESTRA VIDA

A lo largo de nuestra vida vamos cambiando nuestras rutinas y necesidades. En cada una de nuestras fases, nuestro organismo requiere de unos cuidados diferentes, y así ocurre también en lo referente a nuestra alimentación. El nutricionista podrá, también, descubrir cualquier tipo de trastorno o intolerancia alimentaria y cómo llevar una dieta adecuado para este tipo de problemas.

¿EN QUÉ MOMENTO PUEDE DESEMPEÑAR UN PAPEL CLAVE EL NUTRICIONISTA?

A continuación, detallamos alguna de las fases en las que debemos buscar un asesoramiento nutricional:

  • En el periodo de la adolescencia, puesto que vivimos muchos cambios físicos y hormonales. Esta etapa es fundamental para comenzar con una educación alimentaria que nos prevenga de trastornos en el futuro.
  • Durante el embarazo o periodo de lactancia, para que tanto el bebé como la madre reciban los nutrientes y vitaminas necesarios para ambos.
  • En edades más avanzadas, cuando se reduce el apetito y tenemos mayor dificultad para comer, el nutricionista buscará alternativas más apetecibles.
  • Si tenemos problemas digestivos como gases, acidez, reflujo intestinal o estreñimiento. Así como intolerancias alimentarias o problemas de salud: alergias, diabetes, colesterol, hipertensión, etc.
  • Si hacemos deporte nuestras exigencias, dependiendo del tipo de deporte y esfuerzo requerido, debemos llevar una dieta específica. En los centros Lev contamos con la Dieta Lev® Deporte, ya que nuestras comidas Lev son bajas en grasas e hidratos de carbono, lo que las convierte en un plan alimentario ideal para cualquier deportista. Además, este plan contempla la correcta distribución de los nutrientes a lo largo del día para una adecuada recuperación del esfuerzo realizado durante el entrenamiento.
  • Si lo que queremos es perder peso, nuestra Dieta Lev®, restringe el número de calorías sin comprometer las proteínas, las vitaminas y los nutrientes necesarios para una alimentación equilibrada y saludable.

El Método Lev es una dieta para perder peso sin pérdida de tono muscular y con una amplia variedad de comidas. No importa cuánto quieras adelgazar, el Método Lev se adapta fácilmente a tus necesidades. Con el Método Lev podrás aprendes a comer de forma equilibrada y sana, cambiando tu estilo de vida.  Gracias al acompañamiento permanente y consultas de nutrición gratuítas cada 10 días, te ayudaremos a mantener la motivación que necesitas para evitar el efecto rebote tan temido en las dietas. No dudes en pedir tu primera cita con nuestros expertos en nutrición y dietética.

 

WhatsApp WhatsApp Lev®