• España

Sopas frías para el verano

Las cremas de verduras son un alimento perfecto porque incluyen una gran cantidad de nutrientes y, a la vez, son un plato ligero. Aunque solemos comerlas calientes en invierno, algunas de ellas pueden ser una buena opción para comer o cenar en verano si las tomamos frías.

¿Has probado ya las sopas de Lev? En nuestra tienda online y en tu centro más cercano, encontrarás una amplia variedad de sopas. Entre ellas, queremos destacar dos para que las pruebes este verano. Son la sopa de calabaza y la de verdura.

La sopa de calabaza es una gran aliada en el método Lev. No solo por su rico sabor si no por las propiedades que esconde esta verdura dulce. Por ejemplo, tiene beneficios depurativos y es rica en minerales como el calcio, el magnesio, el potasio o el hierro. Además, contiene vitaminas A , B, C y E y fibra. Para adaptar esta sopa al calor de estos días de verano, te sugerimos que en lugar de calentarla durante un minuto en el microondas, la dejes enfriar en la nevera. Además de ser un plato rico y nutritivo se convierte en refrescante y apto para el verano.

Otra opción de Lev es la sopa de verduras. La receta Lev incluye guisantes, patata, puerro, zanahoria, tomate, cebolla, pimiento rojo, calabaza y apio, ¿te apetece probarla? Como la de calabaza, lo mejor es que la dejes enfriar antes de consumirla. ¿Qué tal ese sabor natural y refrescante?

En este post no podía faltar la sopa estrella del verano: el gazpacho. Para que lo prepares en casa te dejamos esta receta saludable.

Necesitas tres tomates grandes maduros, un diente de ajo, un pepino, medio pimiento rojo, medio verde, aceite de oliva, vinagre, una taza de agua, sal y pimienta. Para empezar, pela los tomates y córtalos en trozos. A continuación, limpia los pimientos y pícalos en trocitos pequeños. Ahora, mete los tomates, los pimientos y el ajo en la batidora. Empieza a batir y ve añadiendo el agua y por último el aceite y el vinagre. Déjalo enfriar y añade la sal y pimienta antes de consumirlo. ¡Rico y fácil!

¿Te gusta probar cosas nuevas? Tenemos otra receta para ti: crema de melón y pepino. Para prepararla vas a necesitar unos 500 gramos de melón, menta, un yogur natural y 150 gramos de pepino y aceite de oliva. Empieza quitándole la cáscara al melón y cortándolo a trozos. Lava el pepino pero consérvalo con la piel. En el vaso de la batidora metemos los trocitos de melón, el pepino también a taquitos, el yogur, unas hojas de menta y un chorrito de aceite de oliva. Batimos todo hasta que quede una crema homogénea y lo metemos en la nevera antes de consumir.

Como ves, existe una gran cantidad de recetas y las cremas frías son muy fáciles de preparar. ¿Te animas a inventar una receta con tus frutas y verduras favoritas? Además, las cremas son un plato perfecto para comer en el trabajo. ¿No tienes tiempo y necesitas comer frente al ordenador? Mete tu crema en un bote de cristal con tapa y guárdalo en la nevera hasta tu hora de comer. Antes de consumirlo remueve un poco la crema con una cuchara y ¡listo!

Comparte esta Publicación
  , ,