¿Qué es más perjudicial: el azúcar o la grasa?

salud azucar grasa metodo lev

Durante mucho tiempo se ha aconsejado excluir las grasas de las comidas, especialmente las grasas saturadas. El principal motivo: el colesterol. Aunque el consejo sea útil, hay otras teorías al respecto. En vez de preocuparnos tanto por la ingestión de grasa, vamos a centrarnos en un nuevo villano: el azúcar.

Entonces, ¿qué es peor para nuestra salud? Hay cientos de artículos y publicaciones sobre este tema. Sin embargo, las respuestas inexactas y las nuevas teorías complican la vida de los lectores. ¿En quién debemos confiar? ¿Debemos cambiar nuestra dieta cada vez que se publica un nuevo estudio?

Hemos llegado a una conclusión: el secreto de nuestra salud está en el equilibrio y en la moderación. Una alimentación equilibrada es una alimentación saludable que sigue algunos principios, excluyendo (siempre que sea posible) grasas saturadas y azúcares. ¿Esto quiere decir que los dos son malos? ¡Vamos a ver!

La grasa

Es uno de los tres macronutrientes básicos que encontramos en diversos alimentos. Sabemos que existen dos grupos principales de grasas: las saturadas y las insaturadas / no saturadas. El último grupo se asocia a las grasas saludables, las que tienen un efecto positivo para la salud, aumentando el HDL, llamado “colesterol bueno”. Por otro lado, las grasas saturadas son vistas como negativas, pudiendo causar problemas graves como ataques cardíacos. Éstas grasas serían las que aumentan el LDL, el “colesterol malo”.

Las grasas saturadas e insaturadas tienen funciones importantes para el organismo. La moderación es la clave para mantener la buena salud del cuerpo.

Lo importante es conocer los alimentos y su constitución, escogiendo las opciones más saludables. Vamos a centrarnos un poco más en lo que debes incluir en tu alimentación y en lo que debes evitar.

Alimentos ricos en grasas saturadas – los que debes evitar o consumir en cantidades moderadas.

Las grasas saturadas están presentes en los alimentos de origen animal y algunos de origen vegetal. Algunos ejemplos son:

  • Carnes rojas (cerdo, ternera, cordero).
  • Leche.
  • Quesos.
  • Algunos yogures.
  • Mantequilla, margarina y algunos tipos de aceite.
  • Patatas fritas (fritos en general).
  • Galletas.
  • Helados.
  • Bebidas cremosas (batidos de chocolate, chantilly, etc).
  • Palomitas de microondas.

Como ves, muchos de estos alimentos forman parte de tu dieta. ¡Tranquilo/a! Como decíamos antes, las grasas saturadas pueden formar parte de tu alimentación, siempre que sea de forma controlada. Según los expertos, no deben sobrepasar el 10% del valor calórico total. En una dieta de 2000 calorías el equivalente sería 22g de grasas saturadas al día.

Recuerda que estos valores pueden cambiar si estás siguiendo una dieta de adelgazamiento. Lo importante es seguir los consejos adecuados.

Alimentos ricos en grasas insaturadas / no saturadas – los que debes consumir e incluir en tu rutina alimentaria.

Grasas saludables metodo lev

  • Pescado azul (salmón, atún, sardina).
  • Aguacate.
  • Nueces, almendras, pistachos.
  • Semillas de linaza y de girasol.
  • Huevos.
  • Aceite de oliva.

Ahora podemos entender porqué la grasa no siempre es perjudicial para el organismo. Al contrario, debe formar parte de nuestra alimentación. Pero, ¿podemos decir lo mismo del azúcar?

El azúcar es uno de los hidratos de carbono que más consumimos. Existen dos grupos principales de azúcares: los simples y los complejos.

El primer grupo incluye la lactosa, la fructosa y la sacarosa. Estos tres dan el sabor dulce (que tanto nos gusta) a los alimentos. Sin embargo, hay una ligera diferencia que los distingue. En el caso de la fructosa y la lactosa, podemos encontrarlos en su forma natural en alimentos como la fruta y la leche. La sacarosa es el azúcar que se añade de forma menos natural, siendo el famoso azúcar refinado o azúcar blanco.

Cada vez hay más interés en llevar un estilo de vida saludable. Sin embargo, el azúcar blanco sigue siendo el más consumido de todos. ¿Cuál es el problema del azúcar y por qué se considera un peligro?

Aunque hay varios tipos disponibles, el azúcar es azúcar, y siempre puede tener consecuencias negativas para nuestro organismo. ¿Quieres saber cuáles?

Cerebro

El azúcar tiene un impacto parecido a la droga en tu cerebro. La dopamina es el neurotransmisor responsable de la sensación de placer cuando lo ingerimos. Cuando no ingerimos azúcar, podemos sentir ansiedad por consumirlo. ¿Has notado que cuando incluyes dulces en tu rutina alimentaria, sientes cada vez más su falta?

También puede tener un impacto en tu estado de ánimo. Aunque sea una fuente de energía rápida por el aumento del nivel de azúcar en la sangre, suele ir seguido de una caída casi inmediata de estos niveles. Esto suele crear una sensación de inquietud, ansiedad y malestar general.

Corazón

Corazon azucares perjudicial metodo lev

El consumo diario elevado de azúcar puede causar daños cardiovasculares. Toda esa cantidad extra de insulina que segrega el páncreas para equilibrar el nivel de glucosa en sangre puede resultar en un a resistencia a la insulina, comprometiendo asi el buen funcionamiento del sistema circulatorio.

Varios estudios demuestran que las personas que consumen más de 10% de azúcares refinados en su dieta, tienen más tendencia a sufrir enfermedades graves o ataques repentinos.

Piel

El azúcar puede tener efectos negativos en la piel. El consumo elevado de azúcar en tu dieta puede resultar en una disminución del colágeno existente en tu piel. Esto puede causar un envejecimiento precoz de las células de la piel.

Peso corporal

Peso corporal azucares metodo lev

¡No es ninguna novedad! Cuanto más azúcar ingieres, mayor será tu peso corporal. Es el enemigo de cualquier dieta de adelgazamiento y debe ser excluido si el objetivo es la reducción de grasa.

La lista continúa y llegamos a una conclusión: cuando consumes azúcar, solo hay dos posibilidades:

  • Quemar el azúcar para tener más energía: por ejemplo, a través del ejercicio físico, que sería lo ideal.

O

  • Convertir el azúcar en grasa y almacenarla en las células adiposas: lo que puede traer consecuencias negativas.

La verdad es que puede ser un desafío conseguir eliminar totalmente el azúcar de la dieta. Sin embargo, la clave está en la moderación y en la elección del tipo de azúcar.

¿Qué es peor? ¿El azúcar o la grasa?

En realidad, nuestro cuerpo no necesita el azúcar para ninguna función fundamental. Es decir, podemos sobrevivir sin su consumo. Sin embargo, esto no se puede aplicar a las grasas. Las grasas son esenciales para el correcto funcionamiento del cuerpo, y sin ellas, no podemos sobrevivir.

En cualquier caso, el consumo exagerado, tanto de grasas como de azúcares, puede traer consecuencias negativas e irreversibles. Nuestro consejo: seguir una alimentación equilibrada y saludable.

GuardarGuardarGuardarGuardar

Compartir esta publicacion
  , , ,