¿Qué comer antes de entrenar?

Alimentación antes de entrenar

La importancia de la nutrición a la hora de hacer deporte

La mejor hora para hacer deporte tiene tantas variables como personas hay en el mundo, y es que mientras algunos prefieren salir a correr recién salidos de la cama, otros prefieren pasar por el gimnasio cuando salen del trabajo. Cada organismo es un mundo y la clave está en encontrar el momento que mejor te viene para hacer deporte. Otro punto importante a la hora de hacer deporte es el hecho de hacer ejercicio con el estómago lleno o vacío. Aunque esto también depende de cada persona, hoy queremos recomendarte alimentos que te aportan beneficios antes de hacer deporte.

Cuando vayamos a hacer deporte necesitamos digestiones ligeras y evitar la sensación de tener el estómago pesado. Por eso, no es recomendable consumir grasas justo antes de hacer ejercicio ya que pueden producirnos algunas molestias e incomodarnos durante nuestra rutina deportiva. Además, es recomendable comer algo entre media hora y una hora antes de iniciar la actividad, ya que hacer la digestión de manera relajada es clave para sentirnos ligeros en el gimnasio o donde decidamos hacer deporte.

En Lev queremos que tu entrenamiento sea todavía más fácil y por eso vamos a darte algunas ideas sobre alimentos que pueden beneficiarte si se consumen justo antes de empezar la actividad física.

Una opción ligera y refrescante son los zumos o batidos de frutas. Además de que se digieren con mucha facilidad pueden ser saciantes sin dejar una sensación de hinchazón. En tu centro Lev o en la tienda online tienes algunas opciones, por ejemplo, el smoothie de fresa y piña o el zumo de naranja. Si prefieres una textura más cremosa pero también válida para prepararnos antes del entreno, puedes recurrir a nuestros yogures líquidos de fresa, mango o plátano.

Otro alimento es la avena. Baja en calorías y con alto contenido en fibra es un cereal muy completo que nos ayudará a transformar la grasa en energía mientras estamos haciendo deporte. En Lev le hemos dado dos sabores dulces a los copos de avena y puedes encontrarlos con chocolate y caramelo o con frutos rojos. Tú eliges, pero cualquiera de los dos pueden ser grandes aliados antes de empezar una actividad física.

Mientras hacemos deporte, además de quemar grasas también nos interesa fortalecer nuestro tejido muscular. Para eso, debemos consumir proteínas. Una fuente natural de proteína apta para cualquier momento del día es el huevo. Consumir huevos es especialmente bueno si hacemos deporte por la mañana ya que los podemos tomar en el desayuno. Otra fuente natural de proteína son los frutos secos. Además, se convierten en el snack perfecto para los que prefieren no comer mucho antes del entreno. Como en el caso de los smoothies, los frutos secos son muy saciantes y son una fuente natural de energía.

Si vamos a realizar ejercicios muy duros físicamente se pueden añadir hidratos de carbono. Los expertos recomiendan que se consuman si la actividad física es de alta intensidad.

Aquí tienes algunas ideas, pero se trata de ir probando lo que más te apetece o lo que te hace sentir mejor antes y durante el entrenamiento. Además, recuerda que puedes consultar a nuestros expertos en los centros Lev.

El ejercicio y la alimentación tienen que ir de la mano para llevar una vida saludable y por eso no podemos olvidarnos de ninguno de los dos. Adquirir hábitos alimenticios y asociarlos al deporte también nos ayuda a adaptarnos a una rutina saludable y que sea más fácil comer bien y sentirse bien con uno mismo.

Y tú, ¿cuándo prefieres hacer ejercicio?, ¿sueles comer algo ligero antes de salir a hacer deporte? ¡Cuéntanos tus trucos!