Principios de una dieta proteica

dieta-proteinada

Las dietas proteicas, basadas en la ingesta de proteína se han popularizado por los buenos resultados que se obtienen, siendo un método rápido y eficaz eliminando la grasa depositada en zonas concretas del cuerpo, ¿Pero sabemos realmente qué es una dieta proteica? ¿Cómo funciona y cuales son sus principios? ¡Resolvemos todas las dudas en este post!

¿Qué es una dieta proteica?

Es importante señalar que las proteínas son los pilares fundamentales de las células de nuestro cuerpo. Es gracias a ellas que pueden realizar todas sus funciones. TODAS. Desde mantener en buen estado su material genético a participar en los procesos de obtención de la tan necesaria energía para que continúen vivas.

Todas las proteínas están formadas por la unión lineal de unos compuestos más simples conocidos como aminoácidos. Una proteína, por tanto, es igual que una cadena cuyos eslabones son estos aminoácidos. Existen 20 aminoácidos diferentes, algunos son esenciales, lo que significa que solamente los podemos obtener gracias a la dieta, mientras que otros, puede producirlos el cuerpo humano.

Durante el proceso de digestión las proteínas de los alimentos se degradan en estos componentes más pequeños, los aminoácidos. Ellos son los que pasan al torrente sanguíneo en el intestino y los que serán aprovechados por las células del cuerpo. Algunos, se reutilizarán para fabricar proteínas que nuestras células necesiten, mientras que otros serán una fuente de energía.

En resumen, la dieta proteica consiste en aumentar el consumo de proteínas de alto valor biológico y limitar el de glúcidos y lípidos, con el principal objetivo de mantener el tono muscular y centrarse en la disminución de grasa.

¿Cómo funciona una dieta proteica?

Este tipo de dietas son efectivas porque son de bajo aporte calórico y se consigue al reducir la ingesta de hidratos de carbono y grasas. Ante la falta de azúcares externos para producir energía, el organismo activa una ruta alternativa que utiliza las reservas de grasas acumuladas como combustible, y esto proporciona una la reducción de peso, y un descenso del tejido adiposo.

Beneficios de una dieta basada en proteínas.

  • Se reduce la sensación de hambre. Realizando cinco comidas diarias, con alimentos ricos en proteínas se evita la sensación de hambre y el picar entre horas dado que tienen propiedades saciantes.
  • Tiene una reducida tasa de abandono; son dietas muy efectivas. Las pautas de alimentación que se indican para este tipo de dietas son fáciles de integrar a la vida cotidiana, por lo que no cuesta seguirla. Además, los resultados son evidentes en poco tiempo y eso motiva a no renunciar. Y al no pasar hambre es más difícil caer en la tentación.
  • El gasto calórico en reposo aumenta porque el organismo consume calorías para metabolizar proteínas y convertirlas en nutrientes aprovechables de los que obtener, a su vez, energía. El cómputo global es que se quema más energía en estos procesos que con otros tipos de dieta.
  • Es una dieta educativa. Los planes de adelgazamiento basados en las dietas ricas en proteína tienen una estructura que permiten aprender a comer de forma equilibrada.

Consejos para adelgazar con una dieta proteica

  • Recurre al apoyo y consejo de un profesional que pueda diseñar un plan de alimentación a tu medida tras realizar un estudio sobre tu composición corporal, antecedentes, rutinas alimentarias y costumbres, y realice un seguimiento de tu proceso, para asegurar la efectividad de la dieta, motivarte y preservar tu salud.
  • Evita al máximo los azúcares refinados y productos industriales que los contengan. Perderás los beneficios de la dieta proteica e incrementarás los riesgos.
  • Bebe mucha agua. El consumo de agua es fundamental, dado que ayuda a mantener una hidratación adecuada y evitar la retención de líquidos, pero además, en este tipo de dietas es imprescindible beber en abundancia para desprendernos de los desechos de grasa y otras toxinas. Para asegurar la eliminación de toxinas, disponer de variedad de aguas, con distintos sabores y propiedades, es una opción excelente para asegurar la eliminación de toxinas, y en el bar de aguas de Lev , disponemos de variedades exclusivas.
  • Apuesta por productos específicos ricos en proteínas para evitar caer en la tentación. Recurre a esos productos diseñados específicamente para este tipo de dietas, ricos en proteínas y menor carga glucémica, que ayudan a no caer en la tentación. El Lev contamos con más de 150 comidas, dulces y saladas, una gran variedad de alimentos proteicos con sabores y texturas que proporcionan una experiencia más real y llevadera.

Ahora que ya sabes en qué consiste una dieta de proteínas, ¿Estas preparada para reeducar tu alimentación y quitarte esos kilos indeseados? Pide una cita gratuita en tu centro Lev más cercano, para que nuestro equipo de profesionales nutricionistas diseñen tu plan de adelgazamiento de forma personalizada.

 

WhatsApp WhatsApp Lev®