¿Por qué el ejercicio físico tiene que ser un hábito?

¿Por qué el ejercicio físico tiene que ser un hábito?

Es frecuente que para muchas personas realizar ejercicio físico suponga un gran esfuerzo, y esto se traduzca en aferrarnos a utilizar este recurso solo cuando nuestro estado físico requiere una solución drástica, lo que finalmente se traduce en un abandono después de obtener el resultado, si no antes.

Emplear esta actitud, es un gran error si tenemos en cuenta que el deporte tiene efectos positivos que van mas allá de mejorar nuestro físico y ayudarnos a adelgazar.

Incluir el hábito deportivo como parte de nuestra rutina, beneficia que tengamos mejores habilidades mentales y mayor voluntad, fortalece nuestra la salud, genera hábitos, y nos ayuda a obtener el rendimiento que necesitamos para alcanzar los objetivos que nos hayamos propuesto.

Si analizamos en que se traducen todos esos efectos positivos en nuestro día a día, vemos lo siguiente:

Seremos más productivos

Se potencia el rendimiento físico e intelectual, mejora la concentración y capacidad para resolver conflictos, y eso incrementa la productividad y genera mayor satisfacción en el trabajo.

Mejorará nuestro estado de ánimo

Conseguiremos mejor sensación de bienestar y un mejor estado de ánimo tras liberar noradrenalina, serotonina y dopamina, los tres mensajeros químicos del sistema nervioso encargados de esas funciones.

Disminuiremos tensiones y nivel de estrés

El deporte relaja, libera la mente y nos ayuda a canalizar nuestra energía, lo que mejora el nivel de concentración y reduce el estrés durante las horas de trabajo.

Reforzaremos la memoria

Realizar ejercicio físico de forma regular tiene efectos positivos sobre la memoria y el razonamiento, sobretodo para aquellos que realizan tareas que requieren de un control ejecutivo y emplean las áreas frontales del cerebro.

Tendremos mejores relaciones

En particular si realizamos un deporte de equipo, seremos capaces de sentir mayor empatía, respeto y compromiso con los sentimientos en nuestras relaciones, reforzaremos los lazos, se reducirán conflictos y tendremos un clima más agradable en cualquier ambiente.

Seremos mas efectivos y creativos

Nos sentiremos mas comprometidos con nuestras tareas, y podremos desarrollar la creatividad y la innovación con mayor facilidad.

 

Además de lo anterior, realizar actividad física de forma habitual te ayudará a disminuir dolores musculares y articulares, mejorará tu circulación sanguínea, y favorece la fuerza y la flexibilidad.

Se trata de encontrar esa actividad que nos motive y estimule a practicarla de forma regular, no tenemos que exigirnos de más, ni obligarnos a realizar algo que no va con nosotros.

El secreto es probar distintas disciplinas, darnos un margen para valorar, e intentarlo durante un tiempo para que podamos experimentar esas ventajas, que finalmente aportarán tanto a nuestro bienestar, que no las querremos dejar a un lado.

 

¿Estás pensando ya en algún deporte? Pilates, yoga, running, natación, kick-boxing… ¡Hay muchas opciones!

WhatsApp WhatsApp Lev®