fbpx

Obesidad y COVID-19

Obesidad y COVID-19

¿Sabías que el 80% de los pacientes con enfermedad grave de COVID-19 tenían obesidad?

Y con grave nos referimos a personas que tuvieron que ser hospitalizadas y que precisaron de un soporte vital bastante intenso que, en ocasiones, no fue suficiente. Es una cifra espantosa.

Cierto que las campañas de vacunación contra esta enfermedad están dando buenos resultados y, poco a poco, el número de casos graves y hospitalizados se va reduciendo; pero no es menos cierto que nadie quiere ser parte del porcentaje afectado porque, por pequeño que ésta sea, al que le toca, le toca el 100% de las dificultades. Desde la perspectiva de una población la vacunación es una buena noticia, pero desde la perspectiva personal habría que preguntarse si podemos hacer algo más.

No es una idea nada descabellada porque el número de personas que han ganado peso en España aumentó casi un 45% desde el primer confinamiento. Y es muy curioso que, mientras hemos llevado las medidas de higiene y distanciamiento social hasta niveles en ocasiones exagerados, hemos descuidado por completo las pautas de una alimentación variada y completa.

A lo anterior debemos añadir que hoy somos más sedentarios que hace un año. Practicar deporte al aire libre fue, en muchas ocasiones, inexplicablemente complicado, cuando no imposible. La tormenta casi perfecta.

Casi perfecta, porque aun tenemos que añadir las cifras de consumo de alcohol. Aumentaron más de un 45%. Ahora sí que tenemos la tormenta perfecta.

Es comprensible, los sentimientos de aburrimiento y ansiedad han sido muy intensos en este último año, y ya hemos visto en anteriores artículos como son capaces de influir negativamente en nuestra salud y alimentación. Picar entre horas es una actividad muy tentadora.

¿Por qué la obesidad es tan problemática?

Los sanitarios e investigadores todavía están estudiando esta enfermedad, pero los principales sospechosos son las enfermedades asociadas al sobrepeso: hipertensión o diabetes/ resistencia a la insulina. Además, como la obesidad significa que el cuerpo está en tensión y estrés global permanente, el sistema inmune responde desencadenando señales de inflamación crónica. ¿Qué significa esto? Que, como poco, que los sistemas cardiovascular e inmune ya están afectados y la COVID-19 es una enfermedad que afecta, precisamente, a estos dos sistemas.

Una inmunidad deteriorada y un sistema circulatorio forzado favorecen infecciones, pero también una menor respuesta a los tratamientos, como las vacunas, e incluso a mayores riesgos de sufrir trombosis, una afectación que en las últimas semanas está dando mucho que hablar.

Podríamos pensar, para tranquilizar nuestra conciencia, que la obesidad solamente se refiere a personas muy gordas. Lo cierto es que no, la obesidad es el paso inmediato al sobrepeso, y si mides 1,60 m (la altura media de una mujer española) y tu peso actual es de 65 Kg ya estarías catalogada como persona con sobrepeso. Por desgracia, en la sociedad española la obesidad es ya una patología muy frecuente, más de lo que nos pensamos, y episodios como el que estamos viviendo nos recuerdan lo importante que es recuperar aquella buena calidad de vida; y esa calidad pasa por nuestra alimentación.

 

Reeducar tu alimentación y adquirir nuevo hábitos saludables es posible, con el Método Lev aprenderás a comer de forma equilibrada y sana, cambiando tu estilo de vida.  Durante toda la dieta tendrás un seguimiento permanente y personalizado con nuestros asesores expertos Lev gracias a las citas gratuitas cada 10 días para que puedas adelgazar a tu ritmo sin perder la motivación.

Pide tu cita
WhatsApp WhatsApp Lev®