Las novedades más dulces: panettone y choco breakfast

Novedades: panettone y choco breakfast

Si has visitado recientemente uno de nuestros centros o has navegado por la tienda online habrás visto que tenemos unas novedades muy dulces. Se trata del panettone y de los bollitos choco breakfast, dos opciones esponjosas y con un sabor delicioso para hacer de tu merienda o desayuno un auténtico placer.

¿Los has probado? Los choco breakfast son unos bollitos de chocolate tiernos e irresistibles. Los encontrarás en cajas de tres unidades, listos para consumir. ¿Quién dijo que cuidarse era evitar el chocolate? Con el método Lev puedes seguir disfrutando de tus sabores favoritos y cuidar tu línea.

También encontrarás el panettone en una bolsa que incluye tres unidades de 90g y listo para consumir. La ración es de 45g, es decir, la mitad.

En este post, además de presentarte las novedades, queremos contarte la historia del panettone y es que el origen de este dulce italiano viene de lejos. ¿Sabías que es un dulce típico de Navidad en Italia?

Historia del Panettone

Las primeras referencias escritas del panettone aparecen en el siglo XVII en un artículo escrito por un cocinero sobre un pan dulce tradicional en las navidades milanesas. Sin embargo, no faltan leyendas sobre el verdadero origen del panettone.

El accidente

Como en el caso de las cookie sport, una de las historias cuenta que el panettone surgió por accidente en el siglo XV. Entonces, durante un almuerzo navideño en la mansión de un duque milanés, al cocinero se le quemó el postre. No podía presentarse ante las autoridades y decir que no había postre, así que su ayudante, un joven llamado Toni, preparó un pan con huevos, harina, manteca y uvas. ¿Adivinan cómo se terminó llamando a ese pan? Exacto, el pan de Toni, que derivó en el nombre con el que conocemos a tal creación.

La romántica

Los más románticos apuestan porque detrás de la creación del panettone se escondía una historia de amor. Esta leyenda cuenta que Ughetto Atellani de Futi, un joven aristócrata del siglo XV, se enamoró de la hija de un pastelero de Milán. Su objetivo era conquistarla así que para conseguirlo se hizo pasar por aprendiz de pastelero. Ya entre fogones, se dispuso a crear un pan azucarado con forma de cúpula y con frutas confitadas, lo que hoy conocemos como panettone. La leyenda no cuenta si tuvo o no final romántico, pero con ese irresistible sabor, no nos extraña que el panettone sea un acto de puro romanticismo.

La tradicional

Sin embargo, todavía hay otra leyenda que explica el origen del panettone. Un manuscrito del siglo XV explica la tradición de celebrar el rito del tronco. Así, en nochebuena se ponía en la chimenea un tronco grueso y se llevaban a la mesa tres panes de trigo, de gran valor para le época. Como esos panes no podían ser iguales que los del resto del año se les añadía fruta en su interior. El jefe de familia servía una porción a cada uno de los comensales y guardaba una para el año siguiente como símbolo de continuidad y tradición.

¿Conocías estas leyendas sobre el origen del panettone? ¿Con cuál te quedas? ¡Quédate con el de Lev y disfruta de su sabor!