Hacer deporte en la playa

La playa puede convertirse en tu gimnasio particular este verano. Y es que aprovechando las primeras horas del día y las últimas de la tarde, para evitar el calor más intenso, la arena y el agua son tus aliadas para quemar calorías.

La opción más sencilla es correr por el paseo marítimo o por la arena. Evitar zonas con tráfico y acercarnos a la naturaleza es una sensación muy agradable y con el buen tiempo todavía más. Además, puedes aprovechar la arena de la playa para extender una esterilla y hacer tu rutina de ejercicios o incluso para practicar yoga. ¿Recuerdas los beneficios de practicarlo al aire libre?

Si te gustaría seguir una rutina de ejercicios para poder realizarlos en la playa, te sugerimos algunos. Lo único que necesitas es ropa cómoda y una toalla o esterilla para tumbarte encima. ¿Preparada?

 

Escalador

Para realizar este ejercicio debes ponerte boca abajo en la toalla y estirar los brazos como si fueses a quedarte en plancha. Cuando encuentres la estabilidad (en la arena puede ser algo complicado) flexiona las piernas como si estuvieses subiendo escaleras. Puedes ir intercalando una pierna y otra y realizar varias repeticiones.

 

Sprint y salto

Este ejercicio nos activará rápidamente aunque no es recomendable para personas que sufran dolores en las articulaciones. Se trata de dar dos zancadas en la arena como si estuvieses a punto de empezar a correr. Después de los dos pasos, salta con los pies juntos y luego corre unos metros a máxima velocidad. Con este ejercicio fortalecerás tus piernas.

 

Abdominales

 Los abdominales pueden ser un ejercicio muy duro pero realizarlo frente al mar es distinto, ¿no? Para empezar debes tumbarte boca arriba y doblar las rodillas. Sitúa las manos detrás de la nuca y levanta el cuerpo notando como haces fuerza con el abdomen. A continuación puedes variar este ejercicio y hacer bicicleta con las piernas mientras fortaleces el abdomen. ¿Te animas?

La playa, además, lleva consigo algunos deportes característicos. ¿Jugamos una partida a las palas? Además de ponerte morena, jugar a las palas es un ejercicio estupendo. En primer lugar, porque ejercitas todos los músculos del cuerpo, desde los brazos hasta el abdomen y también glúteos y piernas. Por si fuese poco, tu capacidad de reacción también aumenta divirtiéndote en la playa mientras jugas a las palas. Y en cuanto a la quema de calorías, media hora de palas ayuda a quemar unas 200 kcal.

Si prefieres los deportes en equipo, ¿qué mejor que el buen tiempo para practicar voley playa junto a tus amigos? Este deporte, además de hacerte perder calorías, también te ayuda a mejorar tu coordinación. Según los expertos en este deporte, puedes quemar alrededor de 8kcal por minuto.

¡Y cómo nos vamos a olvidar del agua! Nadar en agua salada también tiene enormes beneficios. Para empezar, el agua salada es beneficiosa para tu piel, más que el cloro de la piscina. Además, el sodio del agua salada contribuye al funcionamiento del sistema inmunológico y el magnesio calma la ansiedad, por lo que además de hacer ejercicio, nos relaja.

También puedes aprovechar el agua de la playa para hacer ejercicios dentro. Como aqua-gym pero en el mar. De esta forma, además de tonificar tus músculos, también aumentarás tu resistencia cardiopulmonar

Entre nadar o correr los expertos recomiendan nadar en el mar frente a correr porque nuestras articulaciones sufren menos y la natación tiene muchos puntos positivos. Y tú, ¿con qué te quedas?

WhatsApp WhatsApp nosotros