Hábitos saludables para mejorar la calidad del sueño

Muchas personas tienen problemas a la hora de conciliar el sueño. Los motivos pueden ser muchos: a causa de una medicación, alteraciones hormonales, el estrés o las preocupaciones diarias. Pero tanto los hábitos diarios como nuestra alimentación son un factor relevante para dormir plácidamente.

¿QUÉ ES EL INSOMNIO?

El insomnio es la falta de sueño y dificultad para conciliarlo en el momento en que corresponde dormir. En principio, los seres humanos estamos preparados para que, con la llegada de la noche, nuestro sistema hormonal realice una serie de procesos que nos deberían relajar y permitirnos dormir. Pero hay personas que, debido a horarios laborales, por ejemplo, deben cambiar las horas de sueño y en estos casos los hábitos tienen aún una mayor importancia.

5 HÁBITOS SALUDABLES PARA EVITAR EL INSOMNIO

A continuación, te damos una serie de consejos saludables para que puedas evitar el insomnio y poder mejorar la calidad de tu sueño:

  • Ve a dormir siempre a la misma hora. Si consigues seguir un horario de sueño, tu cuerpo interpretará adecuadamente las señales para comenzar todo el proceso previo al sueño.
  • Desconecta todo tipo de dispositivos antes de dormir. Lo mejor que puedes hacer es apagar todo tipo de dispositivos electrónicos; televisiones, ordenadores, teléfonos, tablets..dos horas antes de irte a la cama.
  • Evita situaciones estresantes o aquellas que puedan activar tus sentidos, antes de irte a la cama. Esto hará que te vayas más nervioso a la cama y te cueste más conciliar el sueño. Intenta que este tipo de situaciones se trasladen a la mañana siguiente: discusiones familiares, laborales, etc.
  • Realiza ejercicio físico ya que el cansancio te ayudará a entrar más fácilmente en la situación de sueño y éste será más profundo y reparador. Sin embargo, no hagas deporte en las horas previas a dormir porque provocaría el efecto contrario. Tienes todo el día para hacer deporte, no lo dejes para el último momento.
  • Cuida tu alimentación. La alimentación estás estrechamente relacionada con la calidad del sueño. Reduce todo tipo de excitantes como la cafeína o la teína. Además, evita comidas abundantes e ingerir alimentos que te puedan producir flatulencias o que te cueste digerir (algunas personas no digieren bien la lechuga, por ejemplo). Realiza una dieta baja en grasas.

LO QUE NO DEBES HACER

En cuanto a lo que no debes hacer, es automedicarte y tomar pastillas para dormir. Es importante que actúes sobre el origen de tu falta de sueño porque esto no haría más que aumentar tu problema. Además, este tipo de medicación, puede crearte problemas de adicción y problemas gastrointestinales. Prueba a tomar alguna infusión relajante para esos días que estés más alterado: a base de pasiflora, tila, valeriana o melissa. Todas ellas tienen propiedades relajantes.

Además, hay evidencias de que una mala calidad de nuestro sueño está estrechamente relacionada con la dificultad a la hora de adelgazar. Si es tu problema, no dudes en consultar con nuestros expertos nutricionistas en cualquiera de nuestros Centros. Ellos te aconsejarán para que puedas perder esos kilos de más y ha conseguir unos hábitos alimentarios saludables y mejorar tu calidad de vida. Por algo más de 20€ diarios, volverás a recuperar tu línea en poco tiempo. No dudes en pedir tu cita gratuita cuanto antes.

WhatsApp WhatsApp Lev®