Consumo de azúcar – cómo evitar lo

En los últimos tiempos, el consumo excesivo de azúcar se ha convertido en un tema de preocupación y alerta en nuestra sociedad por los efectos negativos que produce en nuestro organismo.

En los últimos tiempos, el consumo excesivo de azúcar se ha convertido en un tema de preocupación y alerta en nuestra sociedad por los efectos negativos que produce en nuestro organismo.

Desde la Organización Mundial de la Salud (OMS) han alertado de que el consumo de azúcares libres, aumenta la ingesta calórica y sustituye el consumo de otros productos que proporcionan un valor nutricional más adecuado, por lo que recomiendan limitar el consumo de este alimento a un máximo del 10% de las calorías diarias de nuestra dieta, siendo más adecuado incluso reducirlo al 5%, para evitar problemas de salud.

¿Qué son los azúcares libres?

Son la glucosa, la fructosa, así como otros monosacáridos; y también la sacarosa (un disacárido) y el llamado azúcar de mesa. Estos se añaden a alimentos, bebidas, y platos preparados, pero también pueden estar presentes de forma natural en productos como la miel, los jarabes o los zumos de frutas.

Estos azúcares no tienen que ver con los que tienen propiamente frutas y verduras frescas y enteras.

¿Qué consecuencias tiene un exceso en el consumo de azúcar?

La consecuencia más evidente es el aumento de peso, que puede derivar en problemas de obesidad con todo lo que conlleva; hipertensión, enfermedades cardiovasculares, diabetes, colesterol u otras, pero no solo eso, si el consumo de azúcar está sustituyendo el aporte de otros nutrientes necesarios, y se ocasiona un déficit de vitaminas y minerales esenciales, se derivarán otros problemas médicos como caries dentales, insuficiencia renal crónica, ansiedad, sensación de hambre de forma continuada, adicción y pérdida del umbral de sabores. 

Pasos para evitar el consumo de azúcar

  1. Empieza eliminando el azúcar poco a poco y no de forma radical, es necesario que el paladar se vaya acostumbrando,
  2. Elimina bebidas gaseosas o azucaradas, cámbialas por té frio, agua con gas, o aguas aromatizadas con frutas. En el bar de aguas de Lev encontraras una gran variedad de opciones naturales libres de azúcar.
  3. Reduce la cantidad de azúcar añadido a productos como café, infusiones, yogures, etc.
  4. Apuesta por comprar productos sin azúcar, y si es necesario edulcora en pequeñas cantidades, de esa forma serás más consciente del azúcar que estás consumiendo, y podrás ir disminuyéndolo.
  5. Acostúmbrate a leer y entender el etiquetado de los productos. En muchas ocasiones ignoramos que muchos alimentos contienen azúcar, y su presencia es elevada, como en aderezos, salsas, y platos precocinados.
  6. Revisa y selecciona bien alimentos ricos en azúcar como bollería, dulces, mermeladas o lácteos. Existen en el mercado productos substitutivos con mejores valores nutricionales, en la tienda de Lev, puedes encontrar este tipo de productos.
  7. Si sueles comer fuera, apuesta por opciones saludables que incluyan pescados y carnes asadas a la parrilla, así como acompañamientos con verduras. Ten en cuenta que los aderezos en los restaurantes tienden a ser ricos en azúcares, sal y grasas.
  8. Reemplaza azúcares y harinas refinadas por alimentos ricos en fibra y proteína. Te saciarás mejor, y el cuerpo no te pedirá el consumo de productos azucarados.
  9. Prepara alimentos atractivos libres de esta sustancia, y cocina utilizando substitutos como la fruta seca y fresca, especies, semillas, canela, bebidas vegetales, y aceites como el de coco.
  10. Procura hacer las 5 comidas diarias recomendadas para mantener la insulina estable y de esa forma que no se disparen los antojos.

En conclusión, para reducir el consumo de azúcar y mejorar tu salud, es necesario establecer una alimentación sana y equilibrada, adaptada a tu estilo de vida. ¿Crees que necesitas ayuda para hacer este cambio? ¡Pide ahora una cita gratuita con nuestros nutricionistas!

 

WhatsApp WhatsApp Lev®