Ejercicios para tonificar los brazos

Ejercicios para tonificar brazos

En Lev creemos que una buena alimentación debe ir acompañada de ejercicio físico moderado. Por eso, en esta ocasión toca hablar de los beneficios que conlleva ejercitar los brazos. En algunos de los ejercicios que se realizan para tonificar esta parte del cuerpo, se podría calificar como un “todo en uno” ya que se suelen trabajar diferentes músculos de diferentes lugares, lo que origina un impacto saludable para gran parte de la musculatura.

Una de las ventajas al realizar este tipo de ejercicios es que se fortalece el tren superior del cuerpo. Y al ejercitarlo de forma periódica, trabajarás el pecho, los brazos y los hombros. El abdomen es otra de las partes que resulta beneficiada. Dependiendo del tipo de entrenamiento, se puede estabilizar la columna vertebral, lo que a su vez fortalece y tonifica el abdomen sin necesidad de hacer una gran cantidad de abdominales.

Por otra parte, al hacer diferentes modalidades de tonificación también se genera un aumento de la masa ósea. Otro de los beneficios de hacer flexiones es que aumenta la masa ósea. ¿Por qué esto es importante? Porque está comprobado que a medida que el cuerpo envejece (sobre todo después de los 30 años), la masa ósea va disminuyendo, lo que hace que los huesos sean más susceptibles de sufrir fracturas (muñecas, codos, hombros, etc.).

También se produce un aumento de la tasa metabólica, es decir, que debido a que es un ejercicio de resistencia, permite al corazón bombear más sangre, lo que desemboca en que nuestra respiración aumente y nuestro cerebro se oxigene.

Por último, las flexiones le dan al cuerpo un impulso de energía. Esto se debe a que el movimiento mejora la circulación, acumula calor en el cuerpo y se dispara hasta el cerebro para trabajar más eficientemente.

¿Y cuáles son los mejores ejercicios para generar masa muscular en los brazos?

Principalmente, a la hora de fortalecer los brazos trabajamos los bíceps, tríceps y antebrazo.

Para ganar antebrazo, basta con comprar una pelota ‘antiestrés’. Este músculo no es uno de los favoritos para tonificar, pero tiene una gran importancia. Estrujar esta pelota o una esponja durante cuatro series de 20 repeticiones durante todos los días es suficiente para ganar músculo.

Otro ejercicio en el que se trabajan todos los músculos del brazo es el de la famosa ‘silla’. Poniéndonos sentados con las piernas estiradas, damos la espalda al asiento, nos apoyamos con los brazos y hacemos fuerza para subir a media altura. Esta operación la debemos repetir 15 veces seguidas repartidas en cuatro repeticiones.

No podían faltar las famosas flexiones. Este ejercicio popular no hace falta ni explicación, aunque tenemos que tener en mente no quebrar la cintura sino permanecer en línea recta mientras subimos y bajamos el cuerpo mediante la flexión de los brazos. Con las flexiones tradicionales trabajaremos tríceps, parte delantera del hombro y en menor medida bíceps.

Por último, los brazos también se pueden trabajar con algo tan simple como lo es una toalla o un cinturón. Flexionando los codos tirando del objeto hasta que éste quede totalmente estirado y sostenemos la posición alrededor de unos 20 segundos. Este ejercicio se debería repetir tres veces en cada brazo.

Otro consejo: ¡No olvides descansar! Para poder fortalecer y tonificar los brazos u otra parte del cuerpo no debemos trabajar todos los días, sino que debemos dejar un día para que nuestros músculos recuperen.

WhatsApp WhatsApp Lev®