¿Cómo mantener la dieta durante las fiestas?

mantener la dieta durante las fiestas

Se aproximan las fiestas de navidad, unas fechas que nos llenan de ilusión, el reencuentro con nuestras familias, en la calle se respira un ambiente especial, la emoción de los regalos, pero…. también nos atemorizan esas largas y copiosas comidas, con menús muy sugerentes y atractivos, pero también muy calóricos y poco saludables. ¿A ti no te preocupa?

Puedes seguir unas pautas sencillas, fáciles y sin que te supongan un gran sacrificio, pero que te ayudaran a controlar los excesos, y evitar coger peso indeseado durante estos días.

Prepara platos con ingredientes que aporten alto valor nutricional

Si vas a ser anfitriona, tienes la suerte de poder preparar platos deliciosos y saludables a la vez. Huye de productos e ingredientes que sumen calorías vacías, y apuesta por los que aportan un alto valor nutricional. Los entrantes elaborados con pescado y marisco son una opción perfecta para sustituir a canapés, embutidos o frituras rebozadas. Las carnes asadas son una buena opción como segundo plato, y las verduras pueden ser una guarnición muy versátil. Para el postre prepara algo con frutas; un sorbete o helado casero es un buen ejemplo.

 

Utiliza los métodos de cocción más adecuados

Cuando te toca a ti preparar la comida puedes elaborar tus platos de la forma más saludable, cocinando al vapor, marinando con limón, vinagre o soja, a la plancha o parrilla, hirviendo, o al horno; ya sea asado, a la sal o al papillote. Con esta amplia tienes muchas posibilidades. Evita freír, confitar y gratinar.

 

No te saltes ninguna comida

Aunque tengas una celebración ese día, es importante mantener una rutina de alimentación con las cinco comidas diarias. Si tienes una cena, durante el día toma desayuno, almuerzos y merienda hipo calóricos, bebe mucha agua y realiza ejercicio.

Ponte límites con las cantidades

En estas ocasiones hay tanta variedad sobre la mesa que esto parece imposible; pero si tu cuerpo está acostumbrado a ciertos hábitos te indicará cuando es el momento de parar, solo tienes que escucharlo. Cuando seas el invitado no te excedas en los entrantes, evita aquellos que tú no hubieses cocinado. Presta mayor atención al plato principal y evita los postres con mucho azúcar. En cuanto a los dulces navideños, es mejor apostar por los frutos secos.

 

No tomes alcohol, tabaco, y refrescos

Sabemos que en una celebración esto es difícil, pero os recomendamos controlar los dos primeros y suprimir cualquier bebida azucarada, con o sin gas. Ya lo comentábamos antes, se trata de evitar calorías vacías.

 

No hagas vida sedentaria

Precisamente en estas fechas, cuando hay ciertas comidas y cenas tan copiosas, es recomendable no acomodarse; sal a pasear, juega con tus hijos o sobrinos, propón algún deporte para hacer en familia, o pásate un rato por el gimnasio antes o después de la celebración. Pero, sobre todo, no caigas en la tentación de tumbarte en el sofá y no te vayas a dormir con el estómago demasiado lleno.

Cuídate un poco más los días que no hay celebración

Se trata de compensar. Si sabes que los días de celebración vas a comer mucho más de lo que estás acostumbrado, procura ser un poco más estricto los días previos, y también los posteriores. Aunque sea navidad no todos los días son una fiesta; por tanto, el resto de días toma menos hidratos de carbono, controla las grasas, bebe mucha agua y apuesta por verduras y frutas, además también puedes consumir algún diurético, como él té verde o la piña, para mejorar la retención de líquidos.

¿Vas a poner en práctica estos trucos?

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp WhatsApp Lev®