Cómo evitar coger peso este verano

kilos de más

El verano siempre supone un momento para desconectar de nuestra rutina diaria y relajarse. Muchas veces, nos es muy complicado seguir correctamente nuestra dieta y nos saltamos nuestros hábitos alimenticios que llevamos durante el resto del año. En vacaciones no pasa nada si algún día hacemos alguna excepción, pero si no queremos llegar a septiembre con muchos kilos de más, y luego arrepentirnos, en este artículo te damos una serie de recomendaciones para que puedas seguir comiendo bien, incluso en vacaciones.

HIDRATACIÓN

Bebe agua con frecuencia, pero de poco en poco. Debemos hidratarnos constantemente si queremos evitar la hinchazón y el estreñimiento, tan común cuando estamos fuera de casa. Lo ideal es hacerlo a pequeños sorbos, ya que beber mucha agua de una sola vez puede resultar más incómodo por la necesidad de ir al baño, pero de forma más continuada.

ELIGE BIEN TU MENÚ

Si comes en restaurantes, intenta siempre que puedas elegir un primero que contenga verduras o una ensalada. Como segundo plato, lo mejor sería optar por algún pescado. Además, incluye alimentos ricos en fibra en tu dieta diaria, como pueden ser las verduras, los cereales o las frutas. Esto, además, te ayudará a evitar el estreñimiento. Si vas a hacer excursiones, te aconsejamos que lleves en tu bolso alguno de nuestros snacks Lev, son muy saludable, bajos en calorías y de esta forma evitarás el picoteo. También podrás llevar un pequeño tupper con fruta frescas cortada.

EVITA LOS POSTRES

La mayoría de las veces, los postres y dulces son los responsables de que cojamos esos kilos de más en verano. No pasa nada si nos damos un capricho de vez en cuando, estamos de vacaciones, pero hazlo en pequeñas cantidades y preferiblemente por el día, evitando la noche, porque el exceso de azúcar no es metabolizado por nuestro organismo y acabará convertido en grasa.

EJERCICIO DIARIO

No te olvides durante tus vacaciones de caminar o hacer ejercicio cada día. No te resultará difícil, tanto si estás en la playa o en la montaña. Aprovecha para dar un largo paseo en los momentos de menos calor, como a primera hora de la mañana o última de la tarde para disfrutar mientras tanto de una bonita puesta de sol.

De todas formas, lo importante es la dieta global que realices en tus vacaciones. Por tanto, si un día te saltas la dieta porque estás de vacaciones y te apetece darte un capricho, hazlo y disfruta, pero al día siguiente intenta compensar las calorías consumidas de más haciendo una comida más ligera y haciendo algo más de ejercicio. Lo más importante es disfrutar de las merecidas vacaciones de verano, pero prestando atención a tu dieta para que a la vuelta no tengas que arrepentirte y pierdas de nuevo todo lo ganado durante el año. Aun así, si después del verano has cogido algunos kilos de más, no dudes en contactar con nuestros centros Lev y nuestros expertos nutricionistas te aconsejarán para volver a tu peso habitual.

WhatsApp WhatsApp Lev®