8 consejos antes de salir a correr

En otros posts hemos visto las ventajas y desventajas de ir al gimnasio o salir a correr al aire libre. Y ahora que parece que el buen tiempo empieza a instalarse en nuestras ciudades, cada vez se ve más gente corriendo al aire libre. Sin duda, es una forma de hacer ejercicio muy beneficiosa, sana y barata.

Sin embargo, creemos que se pueden cometer algunos errores a la hora de salir a correr, como no elegir el calzado adecuado, correr sobre una superficie dura o no calentar y estirar antes y después del ejercicio, por eso, desde Lev, te damos algunos consejos:

1. Elige las zapatillas adecuadas

Es primordial. A pesar de que parece que es un deporte que se puede realizar de manera fácil, el calzado es tremendamente importante. Es habitual ver a muchos corredores utilizando zapatillas convencionales, pero si te propones correr periódicamente acude a alguna tienda especializada y que te aconsejen. El lugar por donde se realiza la actividad, los kilómetros a la semana o el tipo de pie son algunas de las variables importantes para comprar el calzado adecuado.

2. Correr en tierra

Es importante conocer los pros y las contras de la superficie a la hora de desarrollar el ejercicio. Correr por la calle se ha convertido en una práctica habitual por muchos deportistas, pero hay que poner en alerta que si no se está acostumbrado, las lesiones son más propensas si se hace sobre el asfalto. Es recomendable, por tanto, correr por tierra porque la amortiguación es mucho mayor que el cemento. Así nos evitaremos sufrir lesiones en rodillas, tobillos y caderas.

3. Conoce tus limitaciones

Hacer ejercicio, sí. Pero conociendo nuestras limitaciones. En numerosas ocasiones hemos conocido que se han dado casos de ataques al corazón por sobreesfuerzos. Intenta correr suave durante las primeras sesiones, sin superar las 90 pulsaciones. Según avancen nuestras sesiones de entrenamiento podremos aumentar el minutaje.

4. Recógete el pelo

Si tienes el pelo largo es recomendable que lo recojas para que no se te ponga en la cara mientras estás haciendo ejercicio. Con un turbante o con una coleta nos aseguramos de poder realizar una sesión de ‘running’ sin tener que apartarnos el pelo de la cara cada poco rato.

5. Hazte una prueba de esfuerzo al año

Un consejo básico es acudir al médico periódicamente. Las revisiones son fundamentales para conocer nuestro estado físico y detectar posibles patologías cardiovasculares que puedan ocasionarnos algún episodio o enfermedades crónicas.

6. Hidrátate

Con el buen tiempo, el cuerpo pierde líquido con más frecuencia que durante el invierno por lo que es aconsejable beber antes de realizar ejercicio. Eso sí, vigila el tiempo de la ingesta. Si se bebe agua antes de hacer ejercicio puede llegar el temido flato. Si podemos beber durante el ejercicio bebe con sorbos, nunca tragos largos.

7. Calienta bien

A pesar de que correr es muy saludable para que nuestros músculos entren en calor, hay otras partes del cuerpo humano que requieren calentamiento. Los tobillos y las rodillas son las articulaciones que más sufren. Haz varios ejercicios para que no sufran percances. Los isquiotibiales y los gemelos son músculos que tienden a cargarse. Intenta estirarlos bien.

8. Estira al final

Si el calentamiento es importante, el estiramiento final no lo es menos. Poca gente suele evitarlo, pero no es recomendable ya que con ello evitarás sobrecargas innecesarias.

*Si te encuentras en la fase3 o fase4 con una práctica regular de ejercicio o eres un deportista habitual que desea mejorar tu composición corporal y el rendimiento físico estás de enhorabuena, ya que tenemos un súper descuento del 20% en todos nuestros snacks saludables Lev (cookie sport y las galletas de chocolate no están incluidas).

Descuento válido en centros Lev y compras online.